14 dic. 2010

Insurgente

De pronto nada estuvo en su lugar. Los recuerdos dejaron de ser certeros y dieron lugar a la más angustiante inseguridad jamás conocida. Cada sitio que antes contenía toneladas de restos de su personalidad, ahora, encajaba perfecto dentro de las aristas de un círculo estratégicamente vacío.
Un día dejo de decir importancia y suplantó ese significado por el de la palabra olvido. Se preguntó miles de veces porque recurría a esa artimaña que tanto odiaba y ninguna respuesta cegó la capacidad auditiva de sus ojos. Una complicación inesperada le permitió volver a entender que nada de lo que se cree es verdadero y que todo lo que se sueña puede convertirse en imposible con el delicado transcurso de los años.
Tuvo que recurrir a su esmerada capacidad de imaginarlo todo, pero no obtuvo resultados. Intentó cerrar los ojos en señal de derrota pero ni la más mínima partícula del universo se detuvo a descifrar sus intenciones. Optó por el silencio. Las lágrimas se dieron su tiempo y justo en los momentos de más dolor acudieron al encuentro con sus ojos. El cielo reflejó sus pensamientos. Las nubes abrieron brechas enormes y nada fue suficiente como para llegar a rellenar esos huecos.
Una noche decidió todo lo contrario. Reafirmó su cuerpo con cada día de sufrimiento latente y sumó todos los segundos que utilizó para esconderse. Perdió el sentido. Las fibras le quitaban estabilidad y consistencia pero de todos modos se percibió fuerte. Caminó entre sombras, durmió en alas de la oscuridad más profunda y despertó lleno de sensaciones imprecisas.
No despertar al día marcado, ni dejarse morir en el instante decisivo. No olvidar el tiempo que te usa y de ninguna forma sentirte más que las pautas del mundo.


Solo entendió de que se trataba todo cuando dejó que las fuerzas del destino consumieran sus impulsos.

8 comentarios:

  1. yo nunca podre llegar a entender de que va todo esta historia.. entre ella y yo
    que tengas una buena noche!

    ResponderEliminar
  2. Brutalmente desgarrador...

    mi beso

    el magnetista

    ResponderEliminar
  3. holaaa...es interesante esto...hay dias q me pasa algo similar....me planteo cosas parecidas y experimento situaciones parecidas...:)
    un abrazo
    David.V.

    ResponderEliminar
  4. Los impulsos explican casi todo. Muy buena entrada

    Gracias por tu comentario, muchas gracias. Ojalá recibiera comentarios así más seguido

    ResponderEliminar
  5. Ay amiga, que triste escrito :(
    Te dejo mil besos
    Mar

    ResponderEliminar
  6. wonderful post!
    HI!my name's martina and I come from Italy...I love your blog and I'd like you visit my blog! if you want, follow me! I wait you and your tips! kiss kiss and...MERRY CHRISTMAS! ;D

    ResponderEliminar

Gracias...