24 may. 2015

Y es como si quisiera otra cosa, algo nuevo, algo que logre hacerme salir del circulo que conozco,  y presentarme algún tipo de riesgo. Crucé las lineas hace mucho, y se que tengo lo que tantos otros quieren...tantos... Pero a veces no me gusta, me ahoga, me reprime y hace que me sienta fuera de lugar la mayoría del tiempo, viviendo fuera del cuerpo todo lo que late dentro de mi mente.
Se parece al fuego y no quiero que me queme, porque el día que lo haga temo dejar todo lo que tengo e irme lejos, para probar un poco de cada cosa que no conozco y acostumbrarme...
No, tampoco es eso lo que quiero. Pero si fuera posible desearía ya no pensar mas en los porques que me lo dividen todo. No quedarme quieta para ver si el viento me lleva donde debo estar y no donde estuve siempre.
Y es que 15 años es demasiado tiempo. Y yo jamas había estado en un mismo lugar ni siquiera un segundo. Aun cuando sus brazos son el espacio perfecto que Dios ha creado para el descanso de mi alma y cuerpo.

18 may. 2015

Tengo miedo.
No por incapacidad de lograr lo que quiero, sino por saber, irónicamente, que sea bajo el sacrificio que sea, voy a ser capaz de hacerlo. De lograrlo, de ser y sentirme de nuevo yo, como soy y fui siempre.
No quiero reprocharme por no haberlo hecho antes. El tiempo no vuelve para mi ni para nadie, pero las oportunidades no se terminan nunca, y, buscándolas o sin hacerlo, como por arte de magia se presentan en mi vida.
Que me sobra capacidad para terminar algo, es una cosa, pero estarlo para saber que voy a sentirme orgullosa de mi misma es algo muy, muy distinto.
Y no se si se necesita preparación para eso, pero las señales son demasiadas, y así como esas mismas señales salvaron a mi hijo en su momento, ahora, quizás buscan hacer lo mismo conmigo.
Y en medio de todo eso yo empiezo a soñar con que dentro de algunos años me digan Licenciada...