16 nov. 2011

15 de Noviembre - Neutro

Por momentos siento todo conmigo, el día que empieza de una forma algo distraída, con una ventana a medio cerrar, una cortina persiguiendo haces de luz y un cielo tímido, solo e inmenso, pero a medio descubrir. Huellas de pasos que marcamos en el más específico de los silencios, anoche, anoche cuando era suficiente respirar para entendernos, o caminar de manos para que el otro lo sintiera todo, sin esa necesidad de verbos que por estos días odio, y que me hace tanta falta como un golpe de viento, de aire, de día, de vida, de aliento...de sabores locos, de dolores nuevos, de sombras coloridas y de soles al descubierto...
Las gotas de agua que caen del ducto del aire me golpean, te lo juro, las siento lejos, en la habitación contigua a donde me encuentro, pero me pegan demasiado fuerte. Imagino sábanas que desnudan cuerpos, franjas de sudor que despiden más que un simple momento, desahogos agitados que pueden significar mucho más que eso...ahora, o en un futuro momento...
La vista me lleva a detenerme en ciertos puntos, en olores, en reflejos. Sin sentidos fuera de camino me quedo quieta, sola, hundida en una fina capa de melancolía y completamente conmovida por el fluir de lo que yo ya no llamo tiempo. Un latir discontinuo que me permite o no, mantenerme viva y formar parte de un determinado momento...así lo describo...
Más luego, nada de todo eso me queda, nada logra hacer que modifique mi sentir, mi  presentir o mis pensamientos. La melodía que escucho es un piano supremo, magnífico en todo sentido, pero imperfecto en cada nota que sobre vuela mi alma y evapora los detalles de mis recuerdos...equívoco en cuanto al natural renacer de las notas...las teclas se hunden en mi memoria como palabras de esas que siempre vivirán en los rincones de mi mente...esos mismos en los que, en otros tiempos, todo tenía otro sentido...
tan simple, tan cálido...
tan...

honesto...

3 comentarios:

  1. Soy yo la que está hundida en una fina capa de melancolía y completamente conmovida por el fluir de tus letras.
    No sé donde pare toda esta vorágine de emociones y sentimientos que ahora te invaden producto de todo ese abandono por el que ahora transita tu relación. A mi me faltan quizá, piezas para poder dar un buen consejo, aunque no sé si tengo la capacidad de aconsejar. Pero pienso que más que un consejo quisiera abrazarte y hacerte sentir mi cariño y mi empatía.

    Más allá del mensaje que podamos percibir en tus letras, a mi me parece admirabe la transparente lucidez con la que - a pesar del dolor - abordas de manera tan sutil y conmovedora las emociones y sensaciones de un corazón humano.

    Mi cariño, siempre
    M.m.

    ResponderEliminar
  2. Ah! y desde hace días te quería comentar que me encantó el banner de tu Blog, la mirada ausente de la chica, transmite tanto ... y todo. Magnífica elección =)

    Un beso nena

    ResponderEliminar

Gracias...