1 nov. 2011

Algún día...(sí, algún día vas a leerlo)...

Empecé a escribirle un diario. En mi mente las palabras formaban oraciones tan lindas como todo lo que siento por su personita, desde hace ya mucho tiempo, pero no había encontrado el método para que le llegaran.
Comencé por escribirle lo mucho que me cambió la vida pensar en todo esto, la manera en que mi mente se despegó de la oscuridad que la etiquetaba y luego, traté de describirle en que modo era capaz de hacerme sentir distinta. En una oportunidad le conté como lo imagino, como creo que sentiré en su momento, y que reacciones podría tener al respecto, aunque sinceramente,  ni yo misma puedo explicármelo.
Creo que desde su cielo lo sabe todo, ve como sueño con el solo hecho de sobre volar la idea, y como sonrío al visualizarme acariciando su cuerpo. Sí, eso creo. Y es por eso que cierro los ojos, me concentro en lo mucho que lo deseo, y en silencio lo espero.




Es como si el corazón mismo se me escurriera del pecho, saliera despedido de mi cuerpo y saltara decidido hasta encontrar asilo entre mis manos.
Como si tuviera voz y vida por si mismo, como si me mirara fijo y penetrante como nunca me han mirado, y seguro de cada palabra me dijera todo lo que siente en un tono fuerte y demasiado claro...
"Acá estoy. Mirame. Salí un momento para hablarte de frente. Escuchame. Esto es lo que yo quiero..."


 



El 24 de Octubre, le escribí esto:
(fragmento)

"...hace ya mucho tiempo que se que este es mi momento, que siento que te necesito, que quiero darte la vida y ser la persona que te ayude a transitar tu camino. Quiero que llegues a mi vida, que me permitas convertirme en una persona nueva, en un ser humano capaz de dar amor a otros niveles y una mujer que pueda sentirse plena..."

7 comentarios:

  1. Cuando ese momento llegue sin duda cambiará todo. Será ver tu corazón latiendo fuera, será ver en sus ojos toda la belleza acumulada... será lo mejor que puede pasar.

    Cuanta dulzura hoy nos compartes, es.... hermoso!!

    Un abrazo azul

    ResponderEliminar
  2. Amiga, me parece muy lindo el modo en que te comunicas con ese gran, enorme y generoso corazón que tienes.

    En el momento que leí "...Salí un momento para hablarte de frente..." recordé una frase de Juan Pablo II.

    "La peor prisión es un corazón cerrado"

    Así que el hecho de que haya salido, para decir ..."Hey! acá estoy. Mírame.. escuchame. Esto es lo que yo quiero..." me pareció un acto de amor tan grande, que no sé.. aaaaahh!.. ni siquiera lo puedo explicar :)
    :)
    :)
    :)

    Sin más... es hermoso este post amiga.
    Dejaste latiendo mi corazoncito a mil por segundo.
    Como siempre... como siempre.

    Muchos besos!!!!
    M.m.

    ResponderEliminar
  3. Desaparecida eh? Si te da ocupado, seguro que la cigueña tiene algun celu donde ubicarla! Pero yo no tengo el numero, no llegue a ese punto.

    En fin, vos sos del club selecto de los que leen todo, por eso tenes acceso vip.

    ResponderEliminar
  4. Tom
    Entendiste MUY PERFECTAMENTE a que me refería en el texto...
    gracias por eso!

    (yo?, miembro de un vip?, jajaja!)Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Coeli
    Muchas gracias amiga azul!, enserio!
    Es solo lo que sentía y las palabras que venían a mi mente en pensar en eso. Me gusta que te haya hecho sentir dulzura!

    Gracias siempre por tus hermosos comentarios!

    ResponderEliminar
  6. Marlene
    Siempre buscando dentro de esas frases que seguro guardas en tu memoria desde que las conociste y significaron mucho en ese mismo instante.
    Siempre regalándome una que se asocia perfecta a lo que yo escribo. Admiro tu colección y adoro que siempre me regales una.

    Que lindo es estar ambas de regreso.

    ResponderEliminar
  7. Yo también estoy contenta de que estemos juntas.. de nuevo.
    Te necesitaba, gracias por tus comentarios, por tu empatía, por ese generoso corazón que tienes.
    =)
    Un beso hermosa

    ResponderEliminar

Gracias...