8 nov. 2011

Coherente

Me colgué de una melodía, de la imprecisa conjunción de letras cuyo sentido seguramente era muy distinto al que yo misma rearmaba dentro de mi cabeza. Me quedé sin hojas para describir lo que sentía y entonces recordé que no soy solo eso, que también hablo y que mi voz es demasiado provocadora, que tengo oídos que no solo oyen lo que les dicen de frente, sino que tienen la preciosa capacidad de registrarlo todo.
Todo mi ser entró en una especie de trance, en una letanía desconocida pero no por eso menos hermosa y liviana. Me sentí trágica, dueña de los momentos como siempre le pedí al cielo que me enseñara a hacerlo y a su vez debo de haber sonreído. No siempre entiendo lo que significa cada movimiento de mi rostro y mucho menos los internos. Porque de eso estoy segura, yo suelo reír con todo mi cuerpo.




Cuando logré volver en la realidad misma, lo primero que hice fue mirar mis manos. Las que saben acariciar desde lejos, las que pueden ayudarme a expresarme como ninguna otra extremidad lo hace, y las mismas que supieron leer el braile de los sentimientos. Las miré y me dolieron. Me devolvieron un color distinto, una señal aguda, y la síntesis de todos mis miedos.
Los sonidos dejaron de acunarme y como si nunca hubiera existido el momento, todo siguió igual, siempre bajo la tutela del tiempo. Lo incoloro, lo inquieto, lo borroso, y la lectura de los presentimientos...





Me había dado un papel...hace días...
Unas palabras y el nombre de una canción, la misma que me sostuvo hace un momento...

La hoja decía...
"no se lo que siento..."


Y yo estoy segura de que cuando uno coloca en una misma oración la frase "no se", conjugada con la palabra "siento", es que en realidad está sintiéndolo todo, solo que es absolutamente difícil expresarlo para que el otro pueda llegar a entenderlo.



Aunque...soy un poco ingenua, pero tampoco tanto.
Sé que tiene otro significado, o bien, que puede llegar a  tenerlo.


Pero por favor!
Que nadie me lo diga!
No quiero saberlo!

3 comentarios:

  1. Dentro de la frase, "que nadie me lo diga... no quiero saberlo" a mi me parece que tal vez si...

    que si quieres ¿ o no?
    =)

    Besos niña

    ResponderEliminar
  2. "No sé lo que siento" (porque siento todo)
    Es tan exacto...
    Me encanto como me encanta leerte.

    Mi abrazo azul querida amiga

    ResponderEliminar
  3. Marlene
    No, no!
    Excatamente NO quiero saberlo!

    Hay costados de las cosas que no me gustan, y de los cuales he aprendido que, a veces, es mejor no conocerlos.

    Besos Mar!

    Coeli
    Viste?
    Cuando decimos no se, es cuando más lo sabemos! Solo que asusta porque se siente muy profundamente!

    Besos amiga Azul!

    ResponderEliminar

Gracias...