2 dic. 2011

Visión

Si dijera lo contrario mentiría, sería lo mismo que aniquilarme a golpes, o una mejor manera de decirme que no, que lo que los ojos ven no siempre es cierto, y que, lo que sea puede ser borrado con una sonrisa. Sí, seguramente diría eso.
Pero yo lo vi todo, lo describí no solo con reflejos sino también con cada lágrima que guardé en el bolsillo de mi camisa, con todo el silencio que me palmeaba la espalda y con cada susurro que sus labios le regalaban.
No era un secreto, o bien, se suponía que debería serlo aunque mis profundas ganas de no creerlo hicieron que la realidad cambiara, que mutara deliberadamente y se adecuara a mis deseos, a mis pedidos y ruegos.
El cristal hablaba conmigo, las sombras no me dejaban gritar, pero de alguna manera todo mi cuerpo se estremecía con el constante latir de mis sentimientos. No se detenía. No me detenía. No se detenían.
Los labios se mezclaban atrevidos, imperfectos, alterados, la piel se dibujaba en caricias, se arañaba la decencia y en todo momento se ejemplificaba la mentira. Las manos, esas sí que no se escondían, podía verlas, podía sentirlas como si estuvieran encima mío, cálidas finalmente, y extremadamente ardientes en un principio. Los brazos articulaban moldes complejos pero demasiado entendibles y el entorno era tan inadecuado que hasta mi inconsciente sentía vergüenza.
La silla dejo lugar a la mesa, y el ruido del reloj me escondía, me hacía pequeño, me recordaba porque decidí salir más temprano, y ansiar llegar a casa corriendo, si eso fuera posible. Me criticaba, me ensordecía con su marcar insezante y me dolía. Me sentía otro, uno que no fuera tan cordial, amoroso y fiel con su esposa y futura madre de su hija. Me moría de rabia, de impotencia, de dolor y sobre todo de ausencia...
Me sabía fracazado en miles de aspectos...pero no en éste...menos en éste...


voy a irme por donde vine 
voy a cerrar la puerta despacio e irme unas cuadras más lejos 
voy a detenerme en alguna esquina y voy a llamarla por teléfono
voy a darle tiempo
voy a permitirle
que me siga mintiendo...

11 comentarios:

  1. me quede sin palabras....es un gran texto,el final me gusto aunque es triste...besos!

    ResponderEliminar
  2. Lindo entradaa.. aunqe este triste :|
    Te espero por mi blog..

    Besitooo ^^

    ResponderEliminar
  3. Es verdad como dicen los demás, que tiene un sabor a dolor, Pero está escrito en másculino, así que por primera vez confieso mi confusión, porque no sé muy bien desde que perspectiva está expresado...

    y aún sin todo el panorama completo, senti cada palabra y cada emoción vertida por tus lìneas. Por eso me deje llevar solamente por la emoción, es como cuando escuchas esas canciones en francés, que no sabes muy que dicen, pero sus románticos acordes y notas, son tan sublimes... te hacen incluso... llorar.

    Besos poeta
    M.m.

    ResponderEliminar
  4. Siempre escribiendo tan bien usted??? :)
    Por eso le dejo un mimo en mi blog :) muaaa

    ResponderEliminar
  5. El final le da ese aire de tristeza que tan bien sabes transmitir. La música ayuda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Amiga, te vine de dejar muchos abrazos y mil cariñitos =)
    Espero estés bien
    M.m.

    ResponderEliminar
  7. El amor golpea fuerte... azota sin misericordia hasta dejarnos sin aliento y desalmados por completo... es un camino dificil y pedregoso... cierto que lo es... Lo que no debemos permitir jamás es ser infiel a unos mismo... Recuerdo a mi inconsciente haber sentido esa verguenza alguna vez... y el tiempo... es algo que siempre se debe considerar... más que la velocidad como recorren las agujas del reloj.
    Un gran abrazo y mucha suerte en todo.

    ResponderEliminar
  8. Te deje un premio en mi blog!!

    Besooss! <3

    ResponderEliminar
  9. Ahora al terminar de leer toda la entrada me quedo con algo, la mentira más perfecta es creer que el otro la cree, sin pensar que esa mentira al fin deja de serlo.
    Ahora quiero hablar con vos, pero cuándo? :( Volvé a escribir viqui!

    ResponderEliminar
  10. En todo momento se ejemplifica la mentira, genial.
    Calurosos cariños, que la pases muy bien en estos días, en soledad o no, pero con una pizca de felicidad, y que nada más importe. Nada más.

    ResponderEliminar
  11. Querida niña:

    Paso por tu casa para desearte lo mejor en estos días, que la paz y el amor acompañen tu vida y los sueños sigan germinando en ti con esa magia y sensibilidad que te caracteriza.

    Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo

    Mis mejores deseos para ti y mi abrazo azul e infinito

    ResponderEliminar

Gracias...