10 dic. 2010

Simbiótico

Ya no se de lugares donde se pueda sentir el viento, ni espacios donde sea posible la resurrección de uno mismo.
No se de sitios para ocultarse ni de rincones desde donde vigilarse en silencio. No se de reflejos de cristales transparentes ni de vitrinas colmadas de sueños...
Ya no se donde vivo, donde sueño, donde huyo, ni donde muero...

Me cansé de correr en contra del tiempo...

3 comentarios:

  1. <3 Me identifiqué un poco, o tal vez mucho.

    ResponderEliminar
  2. No sé si hay que correr contra el tiempo, quizás a la par de él. Buen relato.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias...