29 ago. 2011

Reflejos

Detrás, las manos.
Delante, el espejo.



Puede que con ambas no lo sientas todo, pero quizás cerrando los ojos comprendas lo que te propongo.

2 comentarios:

  1. Espejos, manos, ojos cerrados, parece una combinación agradable.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No se preocupe, nunca es tarde. No tiene nada de que disculparse y me alegra mucho que haya retomado este ejercicio de las palabras.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias...