19 sept. 2011

Comparaciones

errores de mi boca desencadenan ilusiones que nacen y mueren en tus dedos
caricias de tu cuerpo que derivan de cada sílaba que nunca dijiste
mi piel al alcance de la tuya, en perfecta  y necesaria distancia si queremos desconocernos
amaneceres sin nubes que nos miran desde el cielo


tu mamá, tu papá y el mío, callándose mientras nos disolvemos
resistiendo la necesidad de golpearnos y demostrarnos la dimensión de lo verdadero 
queriendo que dejemos de vivir de esta manera
ayudándonos aún cuando ya nunca podamos volver a verlos


amigos que viven su vida de acuerdo a las líneas de planes que desconocemos
bebés que nacen en medio de parejas discontinuas mientras nosotros criamos perros
separaciones encubiertas a los ojos del mundo
y nosotros cumpliendo casi doce años juntos


hermanos diciendo que les mentimos, que los usamos y que posiblemente nunca los quisimos
hermanas olvidando que una vez necesitaron de nosotros
sobrinos creyéndose más que el resto del mundo
y el dinero
ese inquebrantable muro que lo derrumba todo
mientras que de nada sirve cuando la realidad te toca en primera persona


distancias que no pedimos ocupando la mayor parte de nuestra cama
discusiones provocadas por terceros impidiéndonos leer la literatura de los besos
el sol, el atardecer, la mañana, el día y los recuerdos
el ser mayor que uno y un poquito menor que otro
la supremacía del error y las dificultades para reconocerlo
la simplicidad del perdón y la imposibilidad de obtenerlo


el tiempo que ya no tenemos
el silencio que no vuelve
el día que me conociste
y la noche que se acerca
el dolor de mi vida
y la inestabilidad de la tuya


la sinceridad de mi escritura
y la fragilidad de tu sonrisa
la sensatez de tu mirada
y la última frase que pienso decirte este día...




mi amor 
sos lo único que tengo
gracias por haber llegado a mi vida

3 comentarios:

Gracias...