22 sept. 2011

Nuevo (y mío)





Hoy me levanté rara, confundida, más bien como desconcertada. Inmediatamente sentí que un día cerrado y gris se me venía encima. Pero cuando fui al comedor y abrí la ventana, mirá que lindos colores me regalaba el día...
Porque ahora se que podemos pintar el cielo siempre que queramos...




 Con los pies en el cielo y los sueños en la tierra...




(las fotos también son mías)

4 comentarios:

  1. Piel de gallina!! Si! así me gusta, ver los colores que hay y no los grises!
    Así empecé yo, a escribir con colores, a ver el mundo de forma diferente, porque no todo es tan malo.
    Me encanta leerte así, me hace muy bien!

    ResponderEliminar
  2. Cuantas cosas nos puede regalar una mañana con solo abrir la ventana, verdad? Hasta una brisa que pase y nos contagie de colores. Digo, cuando uno se detiene a mirar también esta poniendo algo en esa imagen.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. MIENTRAS TANTO...

    Cuando escribo de este mode, después, al releerlo me dan ganas de borrarlo. Siento que no soy yo y no me encuentro. Pero no, lo dejo y me convenzo de que también puedo lograr escribir entre colores.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Cecy
    Me gustó tu pensamiento, y es cierto.
    Además me hiciste pensar que también estuve yo en la esencia de la imagen y del día.
    Con solo detenerme a mirar y tomar una fotografía.

    Gracias!

    ResponderEliminar

Gracias...