28 feb. 2012

Pero nunca deja de ser duro el precio que se paga por ser y sentir todo eso...

Antes escribía escuchando este tema, todo el tiempo, a cada momento y hasta podía sentirlo aún estando lejos del reproductor o de cualquier otra cosa que se le pareciera. Antes...me permitía vivir de mi todo el tiempo que quisiera, me daba tiempo para cada idiotez que se me ocurriera así como también no me sentía en deber de pedir permiso para nada. Pero sí, todo eso era antes, y aunque no se que cantidad de tiempo ha pasado, hoy es todo muy demasiado distinto. Hoy no encuentro un momento adecuado para expresarme como deseo, no se porque puede estar pasándome esto, pero sin pensarlo mucho se que me duele, que me molesta; y que hace que piense en el temor que me despierta, quizás, llegar a entender que ya no soy la misma.
Me gusta lo mismo, todo lo de siempre y en igual medida, solo que, por estos días no puedo explicarlo como me gustaría. Hablar nunca llego a ser el fuerte de mi carácter y aunque a algunos pueda molestarle, a mi siempre me ha gustado. Supe, o pude, o como sea que pueda explicarlo, convertirme en algo tan concreto como limitado, y en una masa de sentimientos tan bien definida que la ironía de estos dos aspectos puede resultar hasta cómica. Tenía personas que me c o n o c í a n, con quienes compartí algunos almanaques viejos, cuando salidas y diversión lo resumían todo, cuando reír era lo más fácil del mundo y preocuparse solo formaba parte de lo que veíamos que otros vivían. Seres que, s a b í a n lo que yo era, lo que necesitaba, lo que me gustaba y cada cosa que detestaba en esta vida. Y, curiosamente, fueron esas  mismas personas las que, más tarde y a veces también en aquellos años, supieron hacerme todo aquello por lo que yo marcaba a alguien para siempre y lo borraba. Si, sencillamente hacía eso, los borraba de mi lista. No puedo decir que no me dolía, porque sufría mucho tiempo luego de haberlo hecho, y aún hoy lo hago, pero...en el fondo me sentía tranquila, en paz con mis decisiones y sanamente seria, clara y sencilla. Pero nunca deja de ser duro el precio que se paga por ser y sentir todo eso...
El valor de las cosas nunca fue lo mismo conmigo, y me fue absolutamente muy difícil poder explicarlo, y sigo sin saber, ni poder, ni finalmente, querer hacerlo. Y es que siento que uno llega a un punto de no retorno, donde cierto modo de vivir se ha hecho carne, ha criado raíces demasiado profundas y ni con una terrible y potente maquinaria estas podrían ser arrancadas. Y entonces, quien sería yo para querer o siquiera intentar quitarlas?
Sentir la vida nunca se me ha hecho fácil, y conforme pasa el tiempo me cuesta más, y al mismo momento, se me ha simplificado todo. Veo tantas cosas en mi día a día, que, por un lado me siento tan única que el adjetivo "especial" se me hace complicadamente pequeño. Pero, contrariamente  a ello, los ejemplos que llegan a rozar mis ojos logran que me emocione, que respire tranquila y que pueda decirme, y gritarme y marcarme a fuego todo lo que quiero, lo que sueño, lo que deseo, lo que me gusta y lo que soy, lo que fui y la persona que seré siempre.
Me altera ver como se deshace una caricia en palabras de odio que hieren el alma para siempre, así como me entristece mucho el  poco valor que se le da a aquello, mejor dicho a e s o...que no es más que...el fundamento más importante de la vida. Me saca de mi ubicación de espectador y logra revivir lo que suelo sentir cuando estoy en total y completo desacuerdo con algo. Me vuelve a mi en el sentido más puro de la palabra.
Carezco de paciencia en cuanto veo ciertas cosas que desembocan en una superficialidad tan grande, que siento que detenerme a pensar en eso, es solo una forma cruel y barata de perder el tiempo. Porque, si quien lo vive no lo hace, porque yo sí siento la necesidad de hacerlo?
Ya no compongo un mismo círculo, no formo un todo uniforme y completo, sino que, a medida que fui escribiendo esto me fui con ello, me deshice en vocablos que no tienen composición certera, así como también me fui afirmando mucho, muchísimo más, en una pequeña idea...


nada de lo que haga logrará que el tiempo se me haga más vida y por lo tanto lo perciba de un modo mucho menos complejo...

3 comentarios:

  1. El título de tu post, me ha hecho reflexionar sobre las personas que yo he sacado de mi vida. Y también pensé en aquellas que me han sacado a mí de la suya.

    =(

    Por supuesto que duele tomar decisiones así, pero creo que si hemos dejado gente a un lado, es por algo, y si nos han sacado a nosotros de sus destinos, también es por algo. Lo importante es no sufrirlo, o al menos que no duela tanto, que no nos deje en la piel del alma..una herida… la respuesta radica justamente en eso que has dicho … una debe sentirse más tranquila, y en paz con las decisiones que tomamos, y eso es sano ¿ no crees?

    Te lo he dicho más de una vez amiga, te comprendo muy bien, porque aunque pareciera que no.. somos muy parecidas. Y ¿sabes? algo que nadie puede negar acerca de ti, es que … ERES ESPECIAL, yo diría que UNICA, y entonces …eso me hace sentir especial a mi, por ser tu amiga. Adoro como expresas tus emociones, lo bueno, lo triste, lo malo… siempre en un tono agri-dulcemente melancólico.

    Y de la última línea que has escrito, debes perdonarme, pero no estoy de acuerdo. “Algún Día” algo harás que se haga vida, y entonces percibirás el tiempo de un modo mucho más… hermoso. =)

    Te quiero hermosa
    Gracias por ser mi amiga
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que sí, que pienso igual que vos?
      creo que Algún Día voy a hacer algo que se haga vida y tengo perfectamente en claro todo lo que voy a sentir, vivir y pensar, y lo voy a expresar más o menos así...
      como no me decidí antes, como fue que recién ahora me doy cuenta que ésto era el pequeñito detalle que le faltaba a mi vida, pero de cualquier forma no importa, porque ahora, en este momento, viendo que es una realidad irrefutable, lo único que me queda por decir es...que veo todo de un modo distinto y la vida misma se me hace increíblemente distinta...que lloraré tanto tanto, como nunca lo he hecho, pero tranquila y emocionada al saber que será por darme cuenta que el tiempo es mucho más hermoso de lo que yo creía...Solo le faltaba otra razón que me lo demostrara

      ...lloré al leer tu comentario y mucho más al responderte, sabes porque.
      ...también te quiero muchísimo, y agradezco ser tu amiga

      Eliminar
  2. Aprendí después de pegarme muchas veces contra la pared y tirarme los pelos de rabia... luego de llegar a una paz que me fue regalada no se de donde... que lo mejor para mi era cortar de raíz ciertos lazos, que aunque estaba profundamente acostumbrada a ellos, nada de bien me hacía y solo frenaban mis ansias de llegar más allá o ser quien realmente quería ser... porque hay personas que te destruyen y te hacen sacar lo peor de ti. Opté por castrar aunque me doliera el alma y hoy veo... que lo único fiel a ti misma eres simplemente tu. Nunca traicionarse y siempre actuar de acuerdo a los propios parámetros y límites es lo único que te puede llevar a nunca tener que arrepentirte de algo.
    Muchos cariños y espero que te sientas mucho mejor :)

    ResponderEliminar

Gracias...