23 feb. 2015

Lunes

Si, el 14 puede ser un gran número, pero el significado de algo tan importante siempre se esconde, no está al alcance de la mano como una manzana en la frutera ni una masita en su caja, no, va mucho más allá de eso.  Y yo todavía huelo tu perfume en el aire...en la primavera de mis sentimientos y en el frío de las palabras que siempre fueron -y siguen- siendo totalmente tuyas. Una canción que deambula el alma y a veces logra desvelar eso que antes acordamos llamar silencios.
Todavía te espero, sueño color rosa con bordes azules, todavía te espero...
Puede que creas que no hay huellas si en el piso antes no se formó una capa de barro, pero en el alma es distinto...demasiado, si he de tener que reconocerlo. Fuiste luz tibia para manos cansadas y brillo pálido para mi cuerpo. Y me quedé toda solitaria, yo, que estaba dispuesta a todo lo que antes le había tenido miedo, sin saber si los sueños pueden tener huesos o es cierto que son solo espuma de antiguos deseos.
Me dejé ir y dejé que también te fueras -o creyeras hacerlo-, porque estar no solo se demuestra con el cuerpo, y tampoco es cualidad de quien quiere, sino del dueño de los recuerdos. Y en este caso son tan míos, que debo pedirte perdón si te sentís raro, porque aunque lo necesite e intente hacerlo, no puedo dejar de saber que sos mio y seguir besándote delicadamente el cuello. Exactamente ahí, donde mi corazón dejo su coraza y comenzó a comprender que era capaz de romperse en el más largo e inolvidable de los vuelos.

6 comentarios:

  1. Lunes. Todo empezó un lunes. La creación de (mi) mundo empezó un lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, entendes de lo que hablo. Cada historia comienza cuando debe hacerlo, y a veces coincide, y lo hace un Lunes.

      Eliminar
  2. hay lazos que nunca se rompen, personas que aunq no sigan estando con nosotros de la misma manera, sabemos q nunca se van a ir q siempre vamos y serán parte de nosotros, escribes muy bonito, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se rompen porque la fuerza es demasiada, tanto en la unión como en a ruptura, y eso es lo que lo hace difícil, en cualquiera de los momentos.
      Gracias!

      Eliminar
  3. Una hermosa canción de amor. Que habla de lunes. Y de cifras que son hermosas y que cambian cada año. Y de vuelos. De vuelos de verdad. De esos que nos recuerdan que sólo quienes vuelan tienen el riesgo de romperse al caer. De esos que tal vez nos dicen sin decir que quienes no vuelan tal vez están ya un poco rotos y necesitan repararse. De esos que nos dicen que sólo quienes vuelan crean nidos y conocen el valor que tienen. Una hermosa canción de amor que hace pensar que es la vida la que nos desgasta y no el amor, que es el que precisamente nos salva.
    Un beso fuerte (y gracias a ti, por escribir y contar así, y por lo honesto y bueno de tus preciosos comentarios siempre)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese vuelo que llega cuando las alas están preparadas y no antes, no se como lo hace, pero elige el mejor momento siempre. Que después las alas se quiebren o quemen con el roce del aire es historia distinta. Pero eso no hace que olvidemos todo lo bello que encierra el resto.

      Gracias.

      Eliminar

Gracias...