26 abr. 2015

Me escondo acá porque nadie detiene su día para leerme, porque no se siente que las necesidades que tengo son ahogantes y las respuestas no son más que ensayos de lo que la realidad debería ser.
No estoy escribiendo tanto porque increíblemente siento que no lo necesito, y es que, no todo se resuelve hablando pero así mismo, tampoco escribiendo. Porque cuando asumí que las diferencias hacen a la verdad de las personas pude también entenderme un poco mas a mi, y así dejar de exigirme para llegar a todo eso que debería poder o tener.
Que idiota se vuelve el sol cuando es inminente la llegada de la lluvia, teniendo que ceder espacio a otro que no da claridad suficiente y que estúpida me reconozco yo también, escribiendo esto. Pero no voy a borrarlo, de ahora en adelante ya no borro nada, lo que fue es para siempre, y lo que no, tendrá sus razones. Y no voy a pensar de otra forma.
Cambio remordimiento por recuerdos, y enojo por perdones que necesito para sanar mi alma. Puede que me equivoque como mil veces ya lo hice, pero no importa, porque de no haberlo hecho de todos modos me arrepentiría, y no encuentro mucha diferencia en eso.

8 comentarios:

  1. No siempre cae la lluvia para abajo
    a veces viene cabalgando una tormenta
    y resbala de lado como patineta nueva
    otras rebota como balón en juego
    y brinca a reunirse con mis lágrimas
    No siempre la lluvia es cristalina
    a veces es vidrio que corta la epidermis
    y pellizca cada poro con su rabia
    otras viene acompañada por el viento
    para azotar la piel que me cobija
    y no importa el tamaño del paraguas
    ni el periódico que use al cubrirme
    las nubes vestidas de luto
    taparán furiosas la claridad del cielo
    y la tierra llorará desconsolada
    en el funeral del dios Sol.-

    PD: te extraño amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. otras viene acompañada por el viento
      para azotar la piel que me cobija


      como me siento en este momento...

      Gracias!

      Eliminar
  2. Mejor no borrarlo. Bonita forma de pensar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muy dificil de alcanzar...
      Camino largo antes de pensar asi

      Eliminar
  3. Yo ya detuve el día varias veces para leerlo y esta vez quiero dejar unas palabras. Lo que decimos habla de nosotros. Lo que dices habla de ti. A mí me gusta la gente honesta, la que es capaz de mirarse y hablarse de forma sincera, por mucho que duela. Creo que es un error exigirse demasiado, y castigarse (ni hablar ya de lo contrario -la suficiencia, la autocomplacencia, la soberbia- que no es que sea un error sino todo un desastre), pero aun así uno debería ser capaz de ser autocrítico, ser capaz de pensar objetivamente sobre sí mismo y sus propios pensamientos y actos. Hay algo de lo que solemos olvidarnos en este mundo nuestro occidental, es la aceptación. No el conformismo, ni el inmovilismo, es la aceptación, algo parecido a un permanente punto de partida sin grandes pesos como los de la culpa, el miedo o la inseguridad. Como dices, mejor recuerdos que remordimientos, bonitos o tristes, amargos o alegres, pero recuerdos. Y estoy de acuerdo con Imaginativa, tienes una muy bonita forma de pensar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir y comentar.
      También por hacerme saber que seguís leyendo. Sos uno de los blogs que mas extraño, pero entiendo que es cuestión de tiempos. Últimamente me pasa eso, pero siempre fui incapaz de alejarme por completo de mis espacios.
      Es mi momento de autocriticarme, como bien decís en tu comentario, por eso es que siento cosas como las que escribo.

      Ojala estés muy bien.
      Y quizás, pidiendo demasiado, ojala que vuelvas.

      Un beso

      Eliminar
  4. Yo ahora pinto con bolígrafo, he roto mis lápices, nunca me gustaron, eran de "borro" fácil.

    Lindo.

    ResponderEliminar

Gracias...