18 may. 2015

Tengo miedo.
No por incapacidad de lograr lo que quiero, sino por saber, irónicamente, que sea bajo el sacrificio que sea, voy a ser capaz de hacerlo. De lograrlo, de ser y sentirme de nuevo yo, como soy y fui siempre.
No quiero reprocharme por no haberlo hecho antes. El tiempo no vuelve para mi ni para nadie, pero las oportunidades no se terminan nunca, y, buscándolas o sin hacerlo, como por arte de magia se presentan en mi vida.
Que me sobra capacidad para terminar algo, es una cosa, pero estarlo para saber que voy a sentirme orgullosa de mi misma es algo muy, muy distinto.
Y no se si se necesita preparación para eso, pero las señales son demasiadas, y así como esas mismas señales salvaron a mi hijo en su momento, ahora, quizás buscan hacer lo mismo conmigo.
Y en medio de todo eso yo empiezo a soñar con que dentro de algunos años me digan Licenciada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias...