1 feb. 2016

Extraño saber de ella y de su vida, de sus platos tan raros y del deleite de todos sus sentidos. Quisiera que todo fuera como antes, cuando hablábamos todos los días, cuando el tiempo no pesaba para ninguna y siempre teníamos un hueco para saber de la otra. Quisiera poder verla y no tener que conformarme con los viejos sueños que mediante palabras pude formarme de ella, y no tener que olvidarme día a día de su existencia para poder seguir manteniendo en pie un día más a la mía.
Porque si la quería era en serio, como se quiere todo lo bueno y del mismo modo en que ella me escribía. Con sinceridad que nunca fingimos y hasta con amor, poniendo en ello todo el atrevimiento del que soy posible.

1 comentario:

Gracias...