21 ene. 2015

Trance


Es que...por momentos me siento fuerte, a la vez que por latidos tengo miedo. Al igual río, sufro y de tanto creer presiento que me muero. Prefiero no me prometan nada, y así no tener que volver luego de eso, porque mi mochila de ingenuidad ya pesa mucho y no la soporta la flexibilidad de mi esqueleto.
A veces no me queda cuerpo, a veces me faltan piernas y asusta perder en ello las manos. A veces inspiro tan pero tan fuerte, que el aire parece enojarse conmigo y remolinea dentro de la garganta pero no se esfuerza en llegar a mi pecho. Y me quedo ahí, así, como al principio de todo. Al inicio que alguien quiso que sea mio, y nunca paso la página para aprender a leer el desenlace... en crudo y sin verbos.
Y es que...sencillamente, hay tanto dentro, que lo de fuera amenaza siempre a la conciencia que mostrándose crédula y falsa se borra, se esconde o solo ensordece en el silencio. El mismo que duele, repele, corre, roza, lastima y al final...al final siempre olvida como salir y vuelve...siempre vuelve...y lo que es peor, y feo, y sucio, y malo, y horrible, y etéreo es que...

es que así
así siempre siempre duele...


Te vi bailar 
anoche... 
te miraba y no podía creerlo 
porque movías tu cuerpo
pero nacía tu alma
como yo cuando te tuve
y ya no pude verte 
 me anulaste
me diste felicidad sincera
y sin tocarme
me diste simplicidad
sensación de libertad auténtica
me devolviste
me reconstruiste
me sanaste
y eso es mucho
lo es todo
y más de lo que merezco

sos un ángel

y te amo 
por eso

3 comentarios:

  1. El texto es genial, pero el poema... el poema no lo he podido leerlo en un mejor momento. Increíble. Para rematar tienes puesto "someone like you". No sé qué más decir.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. El poema es transparente y bello, creo que te describe con fidelidad. Y el texto es fuerte, bravío, creo que detras de tu confesión de debilidad, o por dentro de ella, hay latente una potencia justa y necesaria para lo que venga.
    Asi lo sentí, y asi te lo digo.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias...